Divaba

Nos la cedió un galguero de un pueblo junto a sus hermanas que salieron adoptadas. Divaba la acogió un voluntario y las cosas no funcionaron. Hubo problemas y vuelve a estar con nosotros. Tiene mucho miedo, es muy tímida, y ha sufrido malas experiencias con humanos. Necesita paciencia, cariño y alguien que entienda de galgos. No es fácil un galgo con problemas de comportamiento.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now