Rubia

La dejaron atada en la puerta de la policía de Brenes con un cartel y nueve cachorros lactantes. El cartel decía: soy muy buena, mi familia ya no puede cuidarme. Se encuentra en condición de residencia en una casa particular. Es muy buena, tranquila y cariñosa. Apta con gatos y perros, muy sumisa, pero en el campo activa. Necesita ejercicio para ser feliz.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now