Nicki

Lo encontró una voluntaria en la calle a mediados de 2018. Se llevó casi un año en una residencia especial por comportamiento inadecuado. Es un peludo especial que ha veces tiende a morder a otros perros. Ha mejorado bastante y ahora se encuentra en la residencia de La Campana. Es hiperactivo y necesitaría a alguien especial.

Add a Title
Add a Title
Add a Title
Add a Title
Add a Title
Add a Title