Gardenia

Esta perrita apareció solita en el veterinario un día que una voluntaria llevaba a revisión a otro peque. Abrió la puerta del vetenirario y entró como pidiendo ayuda. Estaba en un estado deplorable, muy delgada y llena de heridas y con las mamas colgando de haber sido usada para criar. Nuestra voluntaria se la trajo y se ha recuperado maravillosamente. Es exageradamente cariñosa, pero como todos los PPP, con otros perretes hay que ir con cautela.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now